Omite el contenido
    Navega hacia adelante para acceder a los resultados sugeridos
    Novedades sobre la COVID-19
    Para encontrar las opciones de cancelación y reembolso, accede al panel de control. Las reservaciones que cumplan con los requisitos de nuestra Política de causas de fuerza mayor pueden cancelarse antes de la llegada sin que se les aplique ninguna sanción ni se vea afectada la categoría de Superanfitrión.
    Hospedar en alojamientos

    ¿Qué normativas debo cumplir en mi ciudad?

    Como anfitrión en Airbnb, es importante que comprendas las leyes de tu ciudad, condado, estado, provincia, territorio autónomo y/o país (es decir, tu “jurisdicción”). Airbnb es una plataforma comercial, así que no proporcionamos asesoramiento legal. Sin embargo, nos parece importante comunicarte algunas consideraciones que te ayuden a entender mejor las leyes y normas de tu jurisdicción. Esta lista no es exhaustiva, pero debería proporcionarte un buen punto de partida para entender el tipo de leyes a las que podrías estar sujeto. Si tienes alguna duda, ponte en contacto con la administración local o consulta a un asesor legal o fiscal.

    • Licencias comerciales: muchas jurisdicciones exigen a los propietarios u operadores de ciertas empresas que soliciten y obtengan una licencia antes empezar a ejercer su actividad comercial. Muchos gobiernos locales tienen secciones en sus sitios web que explican el proceso de concesión de licencias comerciales y proporcionan formularios e información relevantes. Para obtener más información, ponte en contacto con las autoridades locales que te correspondan.
    • Normativa sobre urbanización y vivienda: la mayoría de las administraciones locales y, en general, muchas jurisdicciones tienen leyes y normas que establecen requisitos mínimos de construcción, diseño y mantenimiento para los inmuebles, incluidas las normas sobre habitabilidad, salubridad y seguridad. Tu alojamiento podría estar sujeto a ciertas normas aplicables al uso residencial y no residencial. Además, algunas jurisdicciones también podrían exigir una inspección de tu propiedad para asegurarse de que satisface los criterios mínimos de habitabilidad. Ponte en contacto con el gobierno local para saber qué normas se aplican a tu alojamiento.
    • Reglas de zonificación: La mayoría de las ciudades y condados tienen leyes que determinan los fines para los que puedes usar tu propiedad. Con frecuencia, estas reglas se encuentran en un código de zonificación, código de planificación o decretos municipales. Es importante que leas estas normas y leyes para saber si tu alojamiento se ajusta a los requisitos de urbanismo vigentes y al uso que se les atribuye; también puedes consultar directamente a la administración local.
    • Permisos especiales: algunas jurisdicciones pueden exigir una licencia específica para poner una vivienda en renta. Para saber si necesitas tramitar este tipo de autorización y averiguar cómo hacerlo, ponte en contacto con la administración local.
    • Impuestos: muchas jurisdicciones exigen a los anfitriones que recauden un impuesto por cada pernoctación y lo liquiden ante el ayuntamiento o la entidad competente. Para saber si es tu caso, ponte en contacto con la administración local. En algunas jurisdicciones, Airbnb recauda y liquida automáticamente determinados impuestos en tu nombre. Más información.
    • Legislación sobre arrendamientos: si recibes huéspedes en estancias largas, es posible que debas cumplir las leyes sobre arrendamientos urbanos, que varían en función de la jurisdicción. Estas normas podrían imponerte obligaciones económicas específicas y otorgar a los huéspedes derechos adicionales. Por ejemplo, en algunas jurisdicciones, los huéspedes que se alojan en una casa o apartamento durante un peroiodo determinado (el número exacto de días depende de cada jurisdicción) pueden adquirir algunos derechos como arrendatarios. Por lo general, esto quiere decir que la legislación local en materia de arrendamientos podría brindarles protección y que, llegado el caso, no podrías expulsarlos de tu propiedad sin un proceso judicial de desahucio. Para obtener más información, te recomendamos que consultes a un abogado especializado en arrendamientos urbanos.
    • Otras normas: también es importante que entiendas y cumplas las demás reglas y contratos que puedan aplicarse a tu alojamiento, como, por ejemplo, contratos de arrendamiento, las normas de los regímenes de tiempos compartidos, de los administradores de un edificio o sociedad de condóminos, de las organizaciones vecinales o de arrendadores de tu zona. Para saber cuáles debes cumplir, lee detenidamente tu contrato de arrendamiento y consulta al propietario cuando sea necesario. Si resides en una vivienda de alquiler de renta fija o controlada, puede que se apliquen normas especiales. Para obtener más información, ponte en contacto con la administración local.

    Estamos comprometidos a trabajar con las autoridades locales para ayudarles a comprender los beneficios que Airbnb aporta a la comunidad. Siempre que sea necesario, continuaremos promoviendo cambios que permitan a las personas poder rentar sus propias viviendas.

    Seguramente, podrás encontrar más información sobre las leyes y normas de tu jurisdicción en nuestra página sobre cómo ser un anfitrión responsable, en el apartado Normativa local.

    ¿Conseguiste la ayuda que necesitabas?
    ¿No logras encontrar lo que necesitas?
    Encuentra contenido específico de cada categoría en estas otras secciones del Centro de ayuda.