Navega hacia adelante para acceder a los resultados sugeridos

    De qué manera las estadías largas pueden beneficiar a tu negocio como anfitrión

    Una menor cantidad de huéspedes que reservan más noches puede simplificar tus tareas como anfitrión y ofrecerte un ingreso constante.
    Por Airbnb el 11 de may de 2022
    Lectura de 3 min
    Actualizado el 11 de may de 2022

    Destacados

    • Las estadías largas pueden implicar menos esfuerzo e ingresos más confiables que las estadías cortas

    • Puedes llenar tu calendario con menos reservaciones y menor rotación

    Ofrecer estadías largas puede ser una estrategia inteligente a la hora de hospedar. Los anuncios que están abiertos a reservaciones de 28 noches o más pueden generar más ingresos que los que no lo están.*

    Las estadías largas también pueden llenar tu calendario más rápido, implican menos esfuerzo debido a la menor rotación de huéspedes y ofrecen una mayor flexibilidad para compartir tu espacio que las reservaciones cortas.

    Estos son algunos de los beneficios clave de las estadías largas que pueden ayudarte en tu rutina como anfitrión.

    Cómo llenar tu calendario

    Ofrecer estadías de 28 noches o más puede ayudarte a llenar tu calendario más rápido y con menos reservaciones que las estadías cortas. También puede reducir el número de días sin ocupar entre una reservación y otra, ya que vas a tener menos huéspedes haciendo check-in y check-out.

    Un calendario lleno de estadías largas puede crear un flujo de ingresos constante y predecible. Recibes tus cobros en cuotas regulares cada 30 días o por ahí.

    Una forma de fomentar este tipo de reservaciones es ofrecer descuentos mensuales. Puedes elegir una tarifa plana para todas las estadías de 28 noches o más, o establecer un precio personalizado diferente para cada mes del calendario.

    Otra estrategia es hacer que tu comunidad sepa que ofreces estadías largas. Algunos anfitriones comparten enlaces a sus anuncios con empresas o universidades locales cuyos empleados, pasantes o estudiantes pueden estar buscando estadías temporales.

    Solo me interesan las estadías largas. Espero ofrecerles un hogar a los profesionales que viajan por períodos de uno a tres meses.
    Superhost Patricia,
    Austin, Texas

    Cómo reducir tu carga de trabajo

    Las estadías largas pueden simplificar tu rutina como anfitrión. Por lo general, una menor cantidad de huéspedes implica una menor rotación y menos trabajo relacionado con la gestión de las reservaciones, sobre todo cuando se trata de enviar mensajes a los huéspedes y limpiar el espacio.

    Piensa en la cantidad de mensajes que sueles envías para recibir a varios huéspedes en un mes y compárala con la de un huésped que se queda en tu espacio durante 28 noches. Las estadías largas pueden reducir en gran medida el esfuerzo necesario para comunicarse de forma oportuna y efectiva.

    Una menor rotación implica que no tienes que limpiar tu espacio con tanta frecuencia para recibir a huéspedes nuevos. Algunos anfitriones ofrecen artículos de limpieza que los huéspedes pueden usar para mantener la limpieza por su cuenta durante estadías largas, mientras que otros ofrecen servicios de limpieza regulares.

    “Desde que empezó la pandemia, en los dos espacios que gestiono hubo un gran aumento de estadías largas, de hasta seis semanas. Recibo a trabajadores remotos, familias y nómadas digitales”, cuenta Omar, Superanfitrión en Ciudad de México. “Ofrezco un servicio de limpieza semanal gratuita, con cambio de sábanas y una reposición de artículos básicos. Así, me quedo tranquilo de que todo va bien”.

    Cómo compartir tu espacio con flexibilidad

    Las reservaciones de 28 noches o más también pueden ser favorables para las comunidades que limitan los alquileres de corta duración. Asegúrate de que los límites que establezcas para la estadía mínima y máxima se ajusten a las normas y regulaciones locales.

    Si estás en una zona que permite tanto reservaciones cortas como largas, considera ajustar tu configuración de vez en cuando según tus necesidades. Esto puede ayudarte a aprovechar al máximo la demanda por temporada en tu zona y alentar a los huéspedes a reservar las noches o semanas disponibles entre tus estadías mensuales.

    Otra buena opción es ofrecer tu alojamiento cuando estés de viaje. Maggie, coanfitriona en Northampton, Massachusetts, recibe huéspedes en la casa de sus padres cuando estos se van a pasar el invierno a Puerto Rico. Nos cuenta que, antes de eso, el espacio estaba vacío durante meses.

    Pasamos de no ganar nada a usar Airbnb y generar $3500 al mes.
    Co-Host Maggie,
    Northampton, Massachusetts

    Ya sea que las estadías largas sean una parte o la totalidad de tu estrategia como anfitrión, pueden ser una forma inteligente de mantener tu espacio reservado y optimizar tus esfuerzos a la hora de brindar servicios de anfitrión.

    *Según datos internos de Airbnb, en todas las regiones, a excepción de Asia, los anuncios que estaban disponibles para estadías tanto cortas como largas presentaron ingresos promedio más altos (de noviembre de 2020 a noviembre de 2021) que los que solo permitían estadías cortas.

    Destacados

    • Las estadías largas pueden implicar menos esfuerzo e ingresos más confiables que las estadías cortas

    • Puedes llenar tu calendario con menos reservaciones y menor rotación

    Airbnb
    11 de may de 2022
    ¿Te ha resultado útil?