Navega hacia adelante para acceder a los resultados sugeridos

    Consejos de Superanfitriones para que administres y hagas crecer tu empresa

    Como parte del Mes de la historia negra, estos anfitriones compartieron las claves de su éxito.
    Por Airbnb el 27 de jun de 2022
    Lectura de 4 min
    Actualizado el 27 de jun de 2022

    Destacados

    • Considera tu precio por noche e invierte en tu alojamiento, porque tener una buena estrategia es clave.

    • Registra tu actividad desde el comienzo para mantenerte organizado.

    • Con excelentes reseñas y hospitalidad harás crecer tu negocio como anfitrión.

    Como parte de nuestra celebración por el Mes de la historia negra, hablamos con dos Superanfitriones sobre cómo se convirtieron en emprendedores y lo que aprendieron en su recorrido como anfitriones.

    Además de brindar muchos consejos prácticos para ayudarte a hacer crecer tu negocio, estos anfitriones explicaron por qué les resultó clave establecer los precios de manera estratégica, tener registros contables detallados e invertir en sus alojamientos desde el comienzo. Nos dieron tan buenas sugerencias que decidimos crear una nueva serie de artículos sobre emprender y los aspectos empresariales de brindar servicios de anfitrión.

    Comenzamos nuestra serie con los consejos de Pamellah, de Malindi, Kenya, miembro del Consejo asesor para anfitriones, emprendedora y fundadora de una empresa de planificación de bodas; y de Reed, de Filadelfia, ex miembro del Consejo asesor de anfitriones, profesor y emprendedor (o, como dice él, “profemprendedor”).

    Considera bien tu precio por noche

    Ambos anfitriones establecieron sus precios por noche teniendo en cuenta sus gastos fijos, como la hipoteca o el alquiler y los servicios públicos, entre otros, para calcular un precio base.

    “Si puedo cubrir mis gastos desde el comienzo, no me preocupo”, dice Reed. “No te haces rico de un día para el otro. Yo lo estoy logrando poco a poco”.

    Para Pamellah, un ajuste pequeño del precio por noche le generó grandes beneficios. Al principio, el precio de su alojamiento era “demasiado alto, porque pensé en todo lo que había invertido”, dice. No consiguió ninguna reservación.

    “Dos horas después de bajar el precio, empecé a recibir reservaciones. Y lo sigo haciendo desde entonces”, cuenta Pamellah. “Era una reservación tras otra”. Pudo subir el precio rápidamente y, después de solo tres meses, se convirtió en Superanfitriona.

    Haz que tus precios se reflejen en tus reseñas

    Reed comparó su alojamiento con otros parecidos en la zona para ir aumentando su precio por noche de manera paulatina. “Una vez que logras establecerte, empiezas a obtener muy buenas reseñas”, comenta. Así, puedes empezar a subir tu precio.

    Pamellah tuvo una experiencia similar. “Cuantas más reseñas recibía, tenía más posibilidades de subir mi precio hasta llegar al que me parecía mejor”, dice.

    Reed, Superanfitrión de Filadelfia

    Adopta un espíritu emprendedor

    “Después de todo, brindar servicios de anfitrión es un negocio”, dice Reed. “En Estados Unidos, ser propietario de una empresa te da beneficios”. Esto no solo es bueno para el anfitrión, sino también para su comunidad. “El hecho de que la gente comparta sus alojamientos genera una oportunidad económica”, explica.

    Reed compara la historia del Black Wall Street con su propia filosofía acerca de brindar servicios de anfitrión y tener un emprendimiento. “En el Black Wall Street, la gente usaba sus propias casas y hacían lo mismo: empezaban de cero, calculaban los riesgos, hacían crecer su negocio y desarrollaron todo lo demás a partir de ahí”, dice.

    El Black Wall Street fue una comunidad en Tulsa, Oklahoma, fundada por afroamericanos a principios del siglo XX, que se caracterizó por su gran desarrollo económico y cultural. “Reconozco esa fuerza de la resistencia negra, la liberación negra. Afroamericanos que seguimos con la tradición del Black Wall Street”, dice Reed.

    Brindar servicios de anfitrión también le dio la posibilidad de conectarse con los huéspedes y su comunidad, algo que Reed agradece: “Fue una verdadera bendición”.

    Registra tu actividad desde el comienzo

    Ambos anfitriones recomiendan una buena organización antes de recibir a los primeros huéspedes, porque tener una estrategia de negocios fue fundamental para tener éxito.

    “Creé otra cuenta para hacer el seguimiento de mis gastos. Así, cuando sea el momento de calcular los impuestos, mi contador no tendrá tantos problemas, o quizás pueda hacerlo yo mismo”, dice Reed.

    Si se trata de finanzas, pedir ayuda puede ser esencial. “Si necesitas un asesor fiscal o tienes que investigar un poco para entender bien tantas cifras, hazlo”, dice.

    Si puedo cubrir mis gastos desde el comienzo, no me preocupo. No te haces rico de un día para el otro. Yo lo estoy logrando poco a poco.
    Reed,
    Filadelfia

    Actualiza tu anuncio con frecuencia

    Para ser siempre competitivos, Pamellah sugiere que los anfitriones actualicen sus anuncios con frecuencia. Ella se dedica a ayudar a otros anfitriones de su zona para lograr el éxito, y una de las primeras preguntas que les suele hacer es muy simple: “¿Cuándo fue la última vez que actualizaste tu anuncio?”, dice.

    Ella recomienda actualizar las fotos con frecuencia, especialmente para las diferentes estaciones, y comparar regularmente los propios precios con los de los vecinos. También considera que es muy útil dedicar algunos momentos del día (aunque sea unos minutos) a verificar que hayas respondido todos los mensajes de los huéspedes.

    Crea un entorno acogedor

    Pamellah recalca que ser una anfitriona reconocida no implica únicamente tener un alojamiento lindo y recibir buenas reseñas. “El precio es solo un aspecto que atrae a los huéspedes”, dice. “¿Cómo tratas a tus huéspedes?”

    Ella prefiere recibirlos en persona. “Busco crear un ambiente acogedor, para que sientan una cálida bienvenida”, dice. “Ese es el corazón de Airbnb: hacer que los huéspedes tengan una hermosa bienvenida y desarrollen un sentido de pertenencia”.

    Reed piensa lo mismo y sugiere que los anfitriones también sean huéspedes en Airbnb, para que conozcan qué funciona en los alojamientos de otras personas. “Con tu propio estilo, aplica algunas ideas inspirándote en otros alojamientos”, dice. “Todo lo que experimentes como huésped te convertirá en un mejor anfitrión”.

    “Tu hospitalidad y la manera en que haces que las personas se vinculen son lo que constituye el espíritu de Airbnb”, insiste. “Si encarnas ese espíritu, la gente volverá”.

    Es posible que la información contenida en este artículo haya cambiado desde su publicación.

    Destacados

    • Considera tu precio por noche e invierte en tu alojamiento, porque tener una buena estrategia es clave.

    • Registra tu actividad desde el comienzo para mantenerte organizado.

    • Con excelentes reseñas y hospitalidad harás crecer tu negocio como anfitrión.

    Airbnb
    27 de jun de 2022
    ¿Te ha resultado útil?