Omite el contenido

Hermosa casa en la montaña

SuperanfitriónAnolaima, Cundinamarca, Colombia
Casa de campo entera - Anfitrión: Ana Maria
4 huéspedes1 habitación3 camas1 baño
Alojamiento entero
Dispondrás de toda la vivienda (casa rural) para ti.
Limpio y ordenado
10 huéspedes recientes han dicho que este alojamiento está impecable.
Ana Maria tiene la categoría de Superhost
Los Superhosts son anfitriones con experiencia y valoraciones excelentes que se esfuerzan para que la estancia de sus huéspedes sea siempre perfecta.
Política de cancelación
Agrega las fechas de tu viaje para obtener los detalles de cancelación de esta estadía.
Disfruta de este asombroso lugar en medio de las montañas, rodeado por un bosque nativo, lleno de vida y sorprendentes sonidos, donde se respira aire puro y donde podrás compartir con una familia Colombiana como si estuvieras en casa, disfrutando de una deliciosa taza del verdadero café Colombiano, cultivado y procesado por nosotros mismos.

El espacio
La finca El Silencio es perfecta para todos aquellos que buscan escapar del afán de la ciudad, para los que saben apreciar y disfrutar de la naturaleza, para los que les encanta descubrir nuevas variedades de aves, para los que no les importa tener un poco de barro en sus zapatos, para los caminantes, excursionistas y aventureros que les gusta descubrir nuevos senderos, para los que se atreven a pasar unos días sin un supermercado cerca, para los que saben apreciar la belleza de una montaña cubierta de neblina o los rayos de un espléndido sol en la piscina.

Este es un lugar de descanso, paz y tranquilidad, por lo tanto no están permitidas las fiestas ni la música a alto volumen.

El Silencio tiene dos casas completamente independientes. Una casa es la de los huéspedes y la otra es donde vivimos mi esposo, mi hijo y yo.
La casa de huéspedes es de espacios abiertos por lo que podrán sentir y respirar la naturaleza y el aire puro. Cuenta con una habitación que tiene una cama doble y una cama sencilla y de abajo de la cama sencilla sacamos otra cama nido para que se acomode una cuarta persona. Tiene un baño con ducha con agua caliente (está por fuera de la habitación). Tiene un kiosko que da a la piscina con una espectacular vista a la montaña. Este cuenta con cocina totalmente equipada, comedor, sofá y hamaca.

Acceso de los huéspedes
Tenemos a su disposición nuestra refrescante piscina, con una vista única, rodeada de una belleza natural que se siente y se respira.
La finca tiene una hermosa quebrada rodeada por un sendero de guaduas, es realmente espectacular! Las caminatas por la quebrada son toda una aventura entre agua y rocas!

Otros aspectos a destacar
No tenemos internet, lo que es la excusa perfecta para desconectarse de la rutina y estar bien conectados a la naturaleza.
Las tiendas y supermercados están en el pueblo, a 10 minutos en carro o 45 minutos caminando, lo que es un excelente pretexto para ejercitarse y renovar el aire de los pulmones.
Tenemos unas mascotas (2 perros y una gata) muy amigables que aman a los huéspedes, por eso no se les haga raro que no se quieran separar de ustedes.
Disfruta de este asombroso lugar en medio de las montañas, rodeado por un bosque nativo, lleno de vida y sorprendentes sonidos, donde se respira aire puro y donde podrás compartir con una familia Colombiana como si estuvieras en casa, disfrutando de una deliciosa taza del verdadero café Colombiano, cultivado y procesado por nosotros mismos.

El espacio
La finca El Silencio es perfecta para todos…

Distribución de las camas

Áreas comunes
1 cama doble, 2 camas individuales

Servicios

Piscina
Estacionamiento gratuito en las instalaciones
Cocina
Servicios imprescindibles
Extintor de incendios
Botiquín de primeros auxilios
No disponible: Alarma de monóxido de carbono
No disponible: Detector de humo

Selecciona la fecha de llegada

Agrega las fechas de viaje para obtener precios exactos
Llegada
Agrega una fecha
Salida
Agrega una fecha

4.94 estrellas sobre 5 basadas en 91 evaluaciones

Limpieza
Fiabilidad
Comunicación
Ubicación
Llegada
Precio

Ubicación

Anolaima, Cundinamarca, Colombia

Acá en el campo tenemos muchos vecinos amigables que les encanta venir a saludar: pájaros, mariposas, garzas, gallinas, grillos, cangrejos.

Mirador
9.8 km

Anfitrión: Ana Maria

Se registró en octubre de 2016
  • 91 reseñas
  • Superanfitrión
Hace un tiempo mi vida de ciudad dió un inesperado giro. Ahora vivo con mi familia en medio de una majestuosa montaña, completamente rodeados de naturaleza, respirando aire puro y disfrutando de cada detalle de la creación que tanto nos reconforta el alma.
Hace un tiempo mi vida de ciudad dió un inesperado giro. Ahora vivo con mi familia en medio de una majestuosa montaña, completamente rodeados de naturaleza, respirando aire puro y…
Durante tu estadía
Yo vivo con mi esposo y mi hijo en la finca, en una casa justo al lado de la de los huéspedes. Estamos siempre dispuestos a ayudarlos en lo que necesiten o simplemente compartir una charla, un café o una fogata bajo la luna con salchichas y cerveza.
Yo vivo con mi esposo y mi hijo en la finca, en una casa justo al lado de la de los huéspedes. Estamos siempre dispuestos a ayudarlos en lo que necesiten o simplemente compartir u…
Ana Maria es Superanfitrión
Los Superanfitriones tienen mucha experiencia, tienen valoraciones excelentes y se esfuerzan al máximo para ofrecerles a los huéspedes estadías maravillosas.
  • Idiomas: English, Português, Español
  • Índice de respuesta: 100%
  • Tiempo de respuesta: en menos de una hora
Para proteger tus pagos, nunca transfieras dinero ni te comuniques fuera de la página o la aplicación de Airbnb.

Lo que debes saber

Reglas de la casa
Llegada: 14:00 a 18:00
Salida: 14:00
Prohibido fumar
No se admiten mascotas
Está prohibido hacer fiestas o eventos
Salud y seguridad
Se aplican las pautas de distanciamiento social de Airbnb y otras pautas relacionadas con el COVID-19
Alarma de monóxido de carbono no informada Más información
Detector de humo no informado Más información

Descubre otras opciones en Anolaima y sus alrededores

Más lugares para hospedarte en Anolaima: