Navega hacia adelante para acceder a los resultados sugeridos

    Reflexiones sobre el primer año del programa Open Homes en Airbnb

    Te contamos todo lo que hacemos por ayudar a los refugiados a comenzar una nueva vida.
    Por Airbnb el 20 de jun de 2018
    Lectura de 5 min
    Actualizado el 7 de dic de 2020

    Destacados

    • Airbnb lanzó el programa Open Homes inspirándose en la generosidad de los anfitriones.

    • En el Día Mundial de los Refugiados, nos enorgullece poder decir que tienen todo nuestro apoyo. Además, hacemos un repaso al primer año en que los anfitriones decidieron abrir las puertas de sus casas por una buena causa.

    Open Homes es ahora Airbnb.org
    El programa Open Homes en Airbnb se ha convertido en Airbnb.org, una nueva organización sin fines de lucro clasificada como 501(c)(3). Gracias por crear la comunidad de Open Homes con nosotros. Nos emociona mucho que formen parte de esta nueva etapa.

    Cuando en 2017 se anunciaron las restricciones en materia de inmigración en Estados Unidos, decidimos hacer algo. Y no fuimos los únicos. Estas medidas desencadenaron una oleada de generosidad que a muchos nos llevó a preguntarnos: “¿Cómo podemos ayudar? ”

    Open Homes fue nuestra respuesta a esa pregunta. Desde entonces, estamos más convencidos de que todo el mundo puede aportar algo, por pequeño que sea. Y es importante que ese impulso no se desvanezca.

    Cómo comenzó Open Homes

    La idea de usar Airbnb para hospedar a personas que lo necesitan nos la dio en 2012 una anfitriona de Brooklyn, Nueva York, que quería proporcionar alojamiento gratuito a los desplazados a causa del huracán Sandy.

    En cuanto pusimos en marcha esta opción, más de 1000 anfitriones ofrecieron sus espacios sin costo alguno, y nos dimos cuenta de que no era algo aislado. Desde entonces, nuestro equipo ha respondido a cientos de catástrofes y los anfitriones han abierto las puertas de sus casas a personas evacuadas y personal de emergencia de todas las partes del mundo.

    Cómo pasamos de responder a los desastres a apoyar a la comunidad de refugiados

    Nos dimos cuenta de que este programa podría beneficiar a mucha gente, no solo a los que fueron desplazados localmente. Millones de personas se ven obligadas a huir de sus hogares debido a conflictos o la inestabilidad política, y podrían acabar siendo nuestros vecinos.

    Airbnb tiene la misión de crear un mundo donde todos se sientan como en casa donde vayan y, por eso, queremos ayudar a las personas y comunidades que más lo necesitan. Ese es el objetivo de Open Homes.

    A través de nuestros programas, los anfitriones en Airbnb han alojado a más de 70 000 huéspedes de más de 104 países distintos. Entre ellos se encuentra Zak, un refugiado de Yemen que se trasladó a Denver. Su anfitriona, Susan, le dio mucho más que un techo: le abrió las puertas a una nueva comunidad y le proporcionó un sistema de apoyo.

    Qué hemos aprendido

    Ahora que conocen un poco la historia de Open Homes, queremos contarles las tres cosas más importantes que aprendimos en el último año y los compromisos asumimos a raíz de ellas.

    Sin nuestros colaboradores esto no sería posible.
    Por si no fuera poco cambiar radicalmente tu vida, las personas que se ven obligadas a abandonar su hogar tienen que además adaptarse a las leyes y normas culturales de su nuevo país. Por suerte, distintas organizaciones llevan décadas ayudando a los refugiados a hacerlo. Defienden sus derechos en tanto en el plano local como internacional y luchan para que trámites tan cotidianos como inscribir a sus hijos en colegios o buscar trabajo sean más sencillos. Estas organizaciones han sentado las bases para que empresas como Airbnb puedan aportar su granito de arena.

    Por ese motivo, en el último año nos hemos centrado en establecer colaboraciones sólidas con organizaciones locales e internacionales que ya son expertas en estos temas. Siempre estamos aprendiendo de ellos y trabajando juntos para construir un programa Open Homes que pueda cubrir las necesidades de los refugiados a los que atienden. Muchas entidades ya utilizan Open Homes con el fin de encontrar alojamiento para sus usuarios. Entre nuestros colaboradores se encuentran el Comité Internacional de Rescate (IRC), SINGA y Solidarity Now.

    Gracias a todos ellos aprendimos a trabajar con poblaciones vulnerables y esta es una de las enseñanzas más valiosas que nos llevamos. Aprendimos que incluso alguien con las mejores intenciones del mundo puede hacer que otra persona se sienta incómoda sin querer. El equipo de Airbnb llevó a cabo capacitaciones para sensibilizarse con estos temas y tenemos el compromiso de proporcionar materiales al respecto a todos los anfitriones en Open Homes.

    Debemos diseñar nuestros programas con las comunidades a las que se dirigen, no para ellas.
    Durante el último año, viajamos en varias ocasiones a Atenas, Grecia para reunirnos con organizaciones sin fines de lucro y anfitriones locales que habían manifestado su interés en el programa Open Homes. Ahí hablamos con asistentes sociales, voluntarios, refugiados y personas que ya habían alojado a refugiados a través del programa benéfico Home for Hope de Solidarity Now. Los esfuerzos de estas organizaciones y el increíble valor de los refugiados a los que conocimos nos dejaron sin palabras.

    Al irnos de Atenas, nos dimos cuenta que aprendimos algo importantísimo: cada ciudad debe enfrentarse a circunstancias sociales, económicas y políticas únicas. Por eso, decidimos construir un equipo diverso que represente a las comunidades a las que atendemos y que conozca bien los retos a los que se enfrentan. Solo así podremos crear una iniciativa global basada en la empatía.

    Después de estos viajes, decidimos además hacer trabajo sobre el terreno cada trimestre. Y no será algo reservado para unos pocos: todos los miembros del equipo tendrán que participar en las investigaciones o el trabajo práctico que llevemos a cabo a lo largo del año en distintos lugares del mundo. Debemos diseñar nuestros programas en colaboración con quienes van a beneficiarse de ellos. Solo así podrán darnos sus opiniones y, sobre todo, aportar ideas para su desarrollo.

    Nuestra comunidad puede ayudar a cambiar el rumbo.
    Las personas refugiadas deben enfrentarse cada día a una infinidad de prejuicios derivados de los discursos en su contra y de las ideas equivocadas que existen sobre ellas. Incluso el término "refugiado” se utiliza erróneamente con frecuencia. Hablamos largo y tendido con organismos gubernamentales y organizaciones sin fines de lucro con el objetivo de entender el verdadero alcance de esta crisis. Sin embargo, lo que hemos aprendido es que estas ideas equivocada pueden dar lugar a miedos infundados.

    Para recibir la condición de refugiado, se deben cumplir con ciertos requisitos legales. Entre otras cosas, las personas que solicitan este estatus deben aportar pruebas suficientes de que no pueden volver a casa porque las perseguirán, así como someterse a un examen exhaustivo. Solo saber eso puede contribuir a que la gente sienta más compasión y menos miedo.

    Inspirándonos por el trabajo de organizaciones como la plataforma de periodismo independiente Refugees Deeply, ahora estamos más comprometidos que nunca a ayudar a cambiar estos discursos. Estamos empezando a documentar las historias de personas que están viviendo esta crisis. Esperamos que, gracias a nuestra comunidad, puedan llegar a un público más amplio y contribuyan a desterrar el estigma asociado a la palabra “refugiado”.

    Con la mirada hacia el futuro

    Nuestro primer objetivo es ayudar a los anfitriones a alojar a más de 100 000 personas que lo necesiten en 2022, pero ese es solo el principio. Sabemos que las comunidades vulnerables siempre necesitarán un lugar donde sentirse seguras, bienvenidas y aceptadas.

    Para conseguirlo, nuestro trabajo no puede centrarse exclusivamente en los números. Tenemos que reunir a quienes creen que todo el mundo debería tener un lugar seguro donde se sienta como en casa. A quienes no dudan en alojar a personas que, de repente, se quedaron sin hogar. A quienes creen que la generosidad cuesta muy poco. ¡Estamos muy agradecidos con las organizaciones y anfitriones que nos están ayudando a hacerlo realidad!

    Únete a una comunidad cada vez mayor que pone de manifiesto el poder de compartir en momentos de necesidad.

    La información de este artículo puede haber cambiado desde su publicación.

    Destacados

    • Airbnb lanzó el programa Open Homes inspirándose en la generosidad de los anfitriones.

    • En el Día Mundial de los Refugiados, nos enorgullece poder decir que tienen todo nuestro apoyo. Además, hacemos un repaso al primer año en que los anfitriones decidieron abrir las puertas de sus casas por una buena causa.

    Airbnb
    20 de jun de 2018
    ¿Te ha resultado útil?