Navega hacia adelante para acceder a los resultados sugeridos

    Una maestra descubre que recibir huéspedes en una habitación que no usa es educativo

    Compartir su espacio le permite tener una segunda habitación y conocer gente de todo el mundo.
    Por Airbnb el 13 de abr de 2022
    Lectura de 3 min
    Actualizado el 13 de abr de 2022

    Destacados

    • Esta profesora de secundaria dice que aprende muchísimo enseñando, viajando y hospedando.

    • Le encanta conocer gente e invierte parte de sus ingresos en viajar.

    • Como las clases ocupan casi todo su tiempo, dice que la flexibilidad que le ofrece hospedar es esencial para ella.

    La Superanfitriona Tiffany es profesora en un colegio público en la ciudad de Nueva York, así que suele tomar sus vacaciones en verano. Enseñar y viajar le permiten conocer a personas nuevas y descubrir otras culturas, pero ha tenido un presupuesto muy limitado durante varios años.

    Sin embargo, desde que anunció su habitación privada en 2012, Tiffany ha podido contar con un dinero adicional que le permite rentar un departamento de dos habitaciones y pagar sus vacaciones de verano —además de conocer a gente de todo el mundo.

    “Ser anfitriona me permite vivir en un departamento de dos recámaras en el centro de Nueva York”, dice Tiffany. “No mucha gente puede costearse eso con un sueldo de profesor Y no solo eso, también me da para vivir en la zona en la que trabajo, la cual considero mi comunidad”.

    La experiencia como profesora

    Tiffany anunció una habitación privada por primera vez después de compartir su departamento durante un tiempo y darse cuenta de que prefería cambiar de compañeros con más frecuencia. Al ser profesora, le atraía la idea de hospedar. Al fin y al cabo, ya tenía cierta experiencia como anfitriona de su clase de secundaria.

    “Aprendes mucho al enseñar,” afirma Tiffany. “Aprendes a lidiar con las emociones y el carácter de las personas. Definitivamente, es una buena base para empezar a hospedar porque te ayuda a entender qué hace felices a los demás”.

    Cuando le subieron el precio de la renta, encontró un departamento de dos habitaciones en el barrio de Washington Heights, cerca del colegio donde enseña inglés como segunda lengua. Los ingresos adicionales que obtiene al hospedar en su habitación privada cubren la mitad de su renta.

    Favoreciendo los viajes: los de otros y los suyos

    Tiffany mantiene un precio bajo dentro de su mercado (48 USD por noche cuando se publicó este artículo) para que más viajeros puedan permitirse visitar Nueva York, y, aun así, gana lo suficiente hospedando para pagarse sus propios viajes.

    “Creo de todo corazón que viajar debe ser accesible”, dice. “Porque los viajes te cambian la vida. Y ahora que comienza para mí esta dinámica de ser anfitriona, mi calendario estará lleno durante meses. y se ha convertido en un dinerito extra”.

    Como ser anfitrión te da la flexibilidad que necesitas, Tiffany puede bloquear su calendario como mejor le convenga en función de sus horarios. Además, informa claramente en la descripción de su anuncio que los huéspedes también convivirán con sus mascotas: una gata, Kali, y dos perros, Chugzy y Cipzy.

    Llegar a otras culturas

    Tiffany dice que conocer a personas de todo el mundo es lo que verdaderamente la enriquece como anfitriona en Airbnb, ya sea mientras viaja cuando no hay clases o cuando recibe a huéspedes en casa.

    “Me encanta esta forma de hacer el día a día más interesante con todas las personas de diferentes partes del mundo que quedan en el departamento”, dice Tiffany. “Estar en contacto y convivir con personas de culturas y orígenes distintos es muy enriquecedor. ¡Es por eso por lo que también viajo!”.

    El dinero extra que gana le ha permitido “viajar y vivir como quiero”, agrega. “Ser anfitriona en Airbnb me dio alas para volar un poco más lejos. Me ha dado algo de libertad y puedo disfrutar de ciertas ventajas a las que no es fácil acceder en Nueva York”.

    ¿Te gustaría recibir huéspedes?
    Anímate a hospedar

    Destacados

    • Esta profesora de secundaria dice que aprende muchísimo enseñando, viajando y hospedando.

    • Le encanta conocer gente e invierte parte de sus ingresos en viajar.

    • Como las clases ocupan casi todo su tiempo, dice que la flexibilidad que le ofrece hospedar es esencial para ella.

    Airbnb
    13 de abr de 2022
    ¿Te ha resultado útil?